Cómo negociar tus contratos de arrendamiento en época de Covid

A partir de la declaratoria de emergencia por contingencia sanitaria ocasionada por el COVID-19, ha habido cambios en la economía de la población ya sea por desempleo, salarios recortados, cierre o suspensión de sus negocios o incluso, por enfermedad.

Esto ha ocasionado que ya no sea posible pagar la renta de: casas habitación y/o locales comerciales; optando incluso para continuar operaciones de manera segura y a un costo menor, por espacios de coworking.

Pero ¿qué pasa si ya no puedes pagar tu casa? ¿si tu arrendatario te pide negociar el pago de la renta? ¿si tu arrendatario ya no tiene para pagar pero no puede salirse? Bien, es sencillo, se necesita revisar primero la vigencia del contrato de arrendamiento, una vez realizado lo anterior, si falta un periodo de entre 12 a 6 meses para su terminación conviene negociar el precio del pago de la renta a uno menor dependiendo tu capacidad de pago; por otro lado, si falta uno o dos meses para que se acabe pero no tienes a donde ir incluso por el gasto que implica una mudanza, conviene renegociar la vigencia por un periodo que consideres tu recuperación económica sucederá, es importante recalcar que en ambos casos es necesario conste por escrito por medio de un Convenio Modificatorio al Contrato de Arrendamiento que modifique las cláusulas de vigencia y de pago, que establezca los términos y condiciones bajo los cuales se realizará el pago y el tiempo en el que o se reestablezca el precio de la renta o bien, sea deshabitada la casa habitación.

Si eres el propietario de la casa, la mejor opinión jurídica que se puede dar es la renegociación por escrito del contrato de arrendamiento a efecto de evitar de un juicio que durará al menos un año o más precisamente por el precario funcionamiento de los Juzgados ante esta pandemia. Y de está manera sigues teniendo un ingreso o seguirás teniéndolo. Piensa antes de irte a juicio la mejor opción para tu economía.

Ahora bien, por el lado de tu local comercial ya sea rentado a particulares o a un centro comercial, es importante te asesores de tu abogado antes de tomar cualquier decisión, ya que éste te ayudará a revisar si tu local comercial se considera o no actividad esencial y dependiendo el caso te ayudará con la mejor opción de negociación del pago de renta a un precio menor, un financiamiento, etc, ante tu arrendador o la inmobiliaria/administradora que se trate. De igual forma, si eres el dueño del local y es el arrendatario quien se acerca a negociar la renta, la mejor opinión que te puedo dar es acepta la negociación constando por escrito mediante un Convenio Modificatorio al Contrato de Arrendamiento.

Finalmente si tu opción fue un espacio de coworking, considera que algunos son caros, el tiempo que ocuparás en utilizarlo y el personal que lo hará, con base en ello, decide sobre alguna de las muchas opciones que actualmente el mercado tiene, si tienes alguna duda sobre lo que estás firmando en el sentido de si se trata de espacios rentados por horas/mes o una membresía (obligatoria por un año al menos), acércate a nosotros y te ayudaremos a tomar la mejor decisión de acuerdo a tu capacidad económica y los cambios que se vayan dando ante la pandemia.

En todos los casos y por el lado de ambas partes (arrendador y arrendatario) en estos tiempos de incertidumbre económica, la mejor opción es negociar la vigencia y pago del contrato de arrendamiento, incluso para que la economía se siga moviendo. Acércate a nosotros y buscaremos la mejor negociación, términos y condiciones de tu contrato de arrendamiento.

Lic. Carolina Áviles

Gloria Ponce de León & Hernández

Share this post