Competencia Económica y el Covid-19: Postura de la COFECE

Derivado de la emergencia sanitaria actual, el precio de ciertos servicios o productos alimenticios, de limpieza o de sanitización, ha ido incrementado en la medida en que hay más demanda, viéndose reflejado dicho efecto principalmente del desabastecimiento producido el mes pasado, cuando el Gobierno Federal declaró el ingreso del COVID-19 a nuestro país, por lo que algunas empresas proveedoras decidieron incrementar el costo a dichos productos.

En este contexto del COVID-19, la Comisión Federal de Competencia Económica (la “COFECE”) consciente de los inconvenientes que esta situación extraordinaria puede generar a las empresas, consumidores y al funcionamiento de los mercados en general, externó su postura ante la situación actual en nuestro país, con la finalidad de coadyuvar a que no se interrumpan las cadenas de suministro o que se restringa la oferta y encarezcan los bienes o servicios, en los términos de aplicación de la Ley Federal de Competencia Económica (la “Ley”).

Los competidores, en virtud de la contingencia sanitaria actual, podrán celebrar acuerdos necesarios para mantener o incrementar la oferta, satisfacer la demanda, proteger las cadenas de suministro, evitar la escasez o el acaparamiento de mercancías, y que no tenga por objeto desplazar a otros agentes competidores que también provean al mercando, sin embargo, si serán violatorios y serán objetos de investigación y de sanción en términos de la , aquellos acuerdos que tengan como fin manipular precios, dividir o segmentar el mercado, y/o restringir el abasto de bienes y servicios en perjuicio del consumidor, en términos de la Ley aplicable.

Es por lo anterior, que la COFECE establece manifestó lo siguiente a fin de no interrumpir las cadenas de suministro:

  1. No se perseguirá acuerdos de colaboración entre competidores, que, en la situación actual, sean necesarios para mantener o incrementar la oferta, satisfacer la demanda, proteger cadenas de suministro, evitar escasez o acaparamiento de mercancías, y que no tengan por objeto desplazar a competidores.
  2. Se revisarán los mercados donde se observen incrementos indiscriminados de precios para evaluar y, en su caso, descartar acuerdos entre competidores y la causa de estos, y se iniciará procedimiento de investigación en su caso.
  3. La COFECE será expedita en el análisis de concentraciones que se presenten para atender las necesidades actuales.

El pasado 21 de abril el Subsecretario de Salud declaró el inicio de la Fase 3 de la epidemia de COVID-19, lo que involucra un gran aumento en el número de casos de contagio de esta epidemia, por lo que las medidas a adoptar tanto por las autoridades, como por los propios ciudadanos deberán tomar mayor fuerza, y en consecuencia incrementará la necesidad de adquisición de los productos esenciales para sobrellevar la situación actual, sin embargo, es muy importante evitar en la mayor medida posible el desabastecimiento de los productos esenciales, y adquirir lo que resulte realmente esencial de forma proporcional, de manera que no nos veamos afectados en el incremento de los productos al volverse más escasos.

https://www.cofece.mx/postura-cofece-ante-emergencia-sanitaria/

Licenciada Natalia Montoya Hernández

Gloria Ponce de León & Hernández

Share this post