Los Retos Legales en la Transición a la Reapertura de Operaciones

En el transcurso de este mes las autoridades Federales, como Estatales, han informado la reapertura de algunos giros que no se encontraban marcados como esenciales en un primer momento, como lo son: plazas comerciales, parques, establecimientos de venta de ropa, restaurantes, etc., pero dichos giros requieren cumplir con los lineamientos o requisitos solicitados por las autoridades de salud.

Entre algunos requisitos es la señalización en los establecimientos comerciales, cantidad de personas que pueden estar en un mismo lugar según los metros cuadrados del local, contar con gel antibacterial, contar con un termómetro para medir la temperatura a los clientes, tapetes sanitizantes y código QR, en algunos casos tomar los cursos impartidos en el Instituto Mexicano del Seguro Social referente al COVID 19, y dependiendo del rubro o actividad del  establecimiento, se deberá registrar ante las autoridades de salud el protocolo que deberán seguir los comerciantes ante la llamada “nueva normalidad”

En materia legal,  el Consejo de la Judicatura Federal habilito a partir del día 15 de junio del año en curso el uso de herramientas electrónicas así como el Portal de Servicios en Línea del Poder Judicial de la Federación, utilizando la Firma Electrónica Avanzada o FIREL, para la presentación de Amparos, Procedimientos Mercantiles, Incidentes, promociones en Juicios ya tramitados ante los Juzgados o Tribunales Federales, dando a los justiciables esta opción para poder continuar con la justicia pronta y expedita.

Ahora bien, los retos que se deben afrontar para la “nueva normalidad”, es que se tenga una buena comunicación entre las partes, dígase como partes el Gobierno Federal, Estatal, Municipal, Autoridades de Salud, los comerciantes, empleadores, trabajadores, y gente en general, para  acatar las disposiciones de salud, prevalecer el trabajo remoto o en su modalidad home office, tratar de utilizar las herramientas electrónicas, evitar conglomeraciones en distintos edificios o centros de trabajo, el horario escalonado para ingresar a las labores, entre otras cosas, solo por mencionar algunas, lo que acarrea que estemos abiertos a nuevos procedimientos o manera de trabajar, y ser eficientes en la actividad que desarrollamos.

Licenciado Arturo de la Peña

Gloria Ponce de León & Hernández

Share this post