M&A medidas a considerar durante la Pandemia: Transacciones en curso o por iniciarse

En virtud de una actividad económica moderada durante el primer trimestre de este año, derivado de la incertidumbre actual por el COVID-19 y con estimaciones de expertos como el Banco Mundial, quienes evalúan que la economía mexicana será una de las más afectadas en Latinoamérica por la pandemia actual, con una caída del 6% en este 2020, se prevé que el cierre de proyectos de fusiones y adquisiciones (M&A, por sus siglas en inglés) se vaya dificultando durante el 2020, pero no deteniéndose completo.

Aún y con estas estimaciones negativas para nuestra economía, en el sector de M&A algunos expertos estiman que pudiera llegar a haber más oportunidades para este segundo trimestre del año, ya que algunos deals, se pudieran cerrar con más normalidad, salvo por el atraso de la situación actual, y con la recesión actual, se activará una ola de activos más baratos.

Si bien, una transacción en M&A conlleva una transferencia de riesgos entre las partes, y más con la incertidumbre actual, es muy importante que, en cada deal, se establezcan cláusulas, provisiones y remedios que ayuden a mitigar o estar cubiertos ante la materialización de alguno de esos riesgos, por lo cual es muy importante tener en cuenta las siguientes observaciones para cada una de las etapas de M&A:

Preliminar & Due dilligence

En cada transacción es indispensable realizar un proceso profundo de due dilligence, ya que es a través de este mismo que permite conocer al adquiriente una visión más real del antecedente y estatus actual de la empresa, pudiendo también visualizar la rentabilidad que pudiera llegar a tener dicho negocio. A partir de este estudio, permite que se pueda generar una oferta más real, por lo que se generan documentos tales como MOUs (Memorandum of Understanding) o LOIs (Letter of Intent), los cuales deberán contemplar información adicional respecto al impacto y nivel de cumplimiento de la empresa desde el inicio de la situación del COVID-19. No obstante lo anterior, es muy importante tener en cuenta lo siguiente:

  • Nivel de cumplimiento. Validar la capacidad económica para solventar a la empresa en caso de encontrarse en un incumplimiento, parcial, tardío o defectuoso.
  • Servicios de forma remota. Identificar si la empresa cuenta o pudiera tener la posibilidad de operar u ofrecer sus servicios vía remota, y en su caso, la viabilidad de integrarla.
  • Obligaciones contractuales. Validar la posibilidad y la capacidad de cumplimiento de la empresa en caso de un segundo brote de COVID-19, y en su caso, los efectos que se pudieran producir. Revisar si existen garantías de suministro de proveedores esenciales para la empresa, y los escenarios de caso fortuito o fuerza mayor.
  • Laboral. Revisar la situación actual de la empresa con sus trabajadores, y el riesgo de alguna demanda por medidas adoptadas durante la pandemia.
  • Financiamientos. Identificar los créditos otorgados a la empresa y su capacidad de cumplimiento para el pago de los mismos, así como validar las opciones o beneficios que pudiera tener en virtud de la situación actual.

Garantías & Indemnización

En toda transacción existen riesgos, por lo cual es muy importante buscar garantizar el cumplimiento de las partes, principalmente respecto a la pandemia por el COVID-19, tal como declarar casos de coronavirus detectados en el personal, proveedores, clientes y las medidas que fueron adoptadas, así como la certeza o amenaza de suspensión de obligaciones, resolución de contratos, medidas legales adoptadas en el ámbito laboral y tributarias, entre otros similares.

Lo anterior, es indispensable para una negociación clara y más ágil, ya que las declaraciones de los riesgos, contendrán calificadores que puedan determinar el cumplimiento de la empresa ante dichos riesgos, así como el régimen de indemnización.

Cierre

Es importante establecer una regulación específica en relación al manejo de la empresa desde la firma hasta el cierre, permitiendo que la transacción del manejo del antes y el después se lleve a cabo de una manera más ágil.

Es evidente que no todas las transacciones son iguales, y en algunos casos la situación actual de pandemia pudiera afectar algunos negocios más que a otros, por tanto, las negociaciones, el otorgamiento de garantías, y el nivel de indemnización pudieran cambiar. Es por lo anterior, que resulta muy importante contar con la asesoría legal adecuada que permita identificar los riesgos en estas transacciones, los mecanismos de protección de los mismos, y contar con los documentos jurídicos idóneos para estas transacciones.

Licenciada Natalia Montoya Hernández

Gloria Ponce de León & Hernández

Share this post